viernes, 30 de marzo de 2018

Marzo...

¡Marzo ha pasado en un suspiro!
Escribo esta entrada aprovechando el festivo para encerrarme en casa con los míos, descansar, escribir a ratitos solo por el placer de hacerlo y leer.
Ha sido un mes... intenso. Un mes en el que he tenido un bloqueo importante y que me ha hecho reflexionar sobre lo que hago y poner en orden ciertas ideas. No obstante, he conseguido salir de él y ahora estoy tan metida en cierta historia que muero de ganas de poder contaros más al respecto.
¿Os acordáis de Jimena? Pues muy pronto prometo escribir una entrada sobre la que ya es una realidad, la serie Polos Opuestos.

jueves, 1 de marzo de 2018

Febrero, bajo la nieve...

No me creo que esté escribiendo esta entrada mientras la ciudad está cubierta de nieve. Bueno, siendo sincera, hace horas que la nieve dio paso al diluvio universal... pero estamos tan poco acostumbrados que prefiero pensar que todo sigue blanco y que los copos crujen al caminar.
Tiene algo mágico, ¿verdad?
Neo y Lola se lo han pasado pipa correteando por el hielo, rebozándose y sintiendo el frío bajo sus patitas.
Es un día raro. Últimamente, todos lo son.
¿Por qué?, os estaréis preguntando... pues porque estoy cansada. No, más bien estoy agotada.
Llevo semanas con tanto trabajo que me dan las tantas y por las noches no me tengo en pie. No os penséis que nadie me explota, es que soy demasiado exigente. Y que, cuando veo que las cosas salen, tiendo a querer más. No hablo de avaricia, sino de dar más de mí misma cada vez.
Como veis, estoy en modo reflexivo, pero es que, para que entendáis el jaleo que tengo tanto en la cabeza como emocionalmente hablando: ayer anuncié la portada del próximo proyecto que saldrá publicado, hoy he terminado el primer borrador de otra novela y he pasado la tarde analizando contratos y organizando papeleos (cosa que odio, pero que también tengo que hacer).
Y, mientras hago todas esas cosas, Eva sigue ahí dándome alegrías y otros personajes me hablan con insistencia para que continúe contando su historia por donde la dejé.
Acabaré ingresada en algún sitio bonito con jardín y con el cerebro hecho puré... tiempo al tiempo.
Mañana vuelta a empezar. A seguir con papeleos y recados varios. A coger el calendario y planear cuál es el siguiente paso.

No obstante, hoy no. Hoy voy a presentaros por aquí también oficialmente a Carlota y os voy a hablar de las preciosas novelas que he leído en el mes de febrero. ¿Os parece?

miércoles, 7 de febrero de 2018

Detrás del telón... Amor se escribe con H y otras maneras de decirte que te quiero

¡No me puedo creer estar de nuevo escribiendo esta sección!
Llevaba meses incompleta en mi ordenador y, por fin, puedo compartirla con vosotras.
Si no habéis leído la novela, os ordeno pido amablemente, que os larguéis echando leches, porque, como siempre, está plagada de spoilers.

Bueno, pues no me enrollo más... ¡Allá vamos!

miércoles, 31 de enero de 2018

Enero...

Ya os lo conté en el resumen anual de las mejores lecturas, terminé el 2017 un tanto desencantada.
Quizá es que llevaba un par de años leyendo demasiado, primando la cantidad por encima de la calidad.
Quizá es que somos etapas y yo estaba en una de esas que anticipaban un cambio.
Quizá... Quizá...
El caso es que comencé el 2018 diciéndome que iba a centrarme en leer novelas que de verdad me llamaran, que me aportaran algo y, por primera vez, si un libro no me estaba gustando, lo abandonaría sin remordimientos. Hasta entonces me costaba tomar esa decisión; era de las que se forzaban a terminar una historia aunque no la estuviera disfrutando. Puede que por compensar el gasto económico o porque pensaba que todos los libros merecen una oportunidad... No lo sé.
Lo que sí sé es que tengo poco tiempo libre solo para mí, mucho trabajo (y ganas de trabajar incluso cuando no debo) y por eso he llegado a la conclusión de que debo gastarlo solo en cosas que me merezcan la pena.
Por eso este mes solo voy a hablaros de tres lecturas. Tres títulos muy diferentes que pasan automáticamente a mis favoritos del año. Tres historias que recomiendo sin dudar.

¡Vamos allá!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Balance 2017

Ha sido un año bonito...

Sé que es una palabra sencilla que parece que abarca poco, pero no lo es en absoluto.
Si pienso en todo lo que me ha traído el 2017 solo me viene a la cabeza ese adjetivo: bonito.
No todo ha sido bueno, la vida es un ir y venir de sucesos, de emociones, de vivencias que no siempre son positivas, pero soy afortunada.